Presidencia Pro Tempore

Redes de Trabajo

Redes de Trabajo

Trata de personas y tráfico ilícito de migrantes

Enfoque conceptual

El escenario de la actual pandemia que enfrenta el mundo, sus especiales condiciones de propagación y el tipo de medidas que los gobiernos han adoptado para evitar contagios, han generado que la condición de migrante de una persona lo ubique en situaciones de mayor vulnerabilidad frente a la trata de personas y otros tipos de explotación y abuso. Para la víctima migrante de trata de personas, la pandemia se presenta como un escenario muy hostil.

El tema de la trata de personas ha estado en agenda de la Conferencia Suramericana sobre Migraciones (CSM). Por ejemplo, en la Declaración de Asunción (XVI CSM) los gobiernos acordaron los siguientes puntos: 1. Continuar con el tema Trata de Personas en la agenda de las próximas reuniones de la CSM, a fin de profundizar y aportar propuestas para un trabajo conjunto y facilitar la cooperación internacional en la materia, y 2. Encomendar a la ST la actualización de los informes sobre Trata de Personas en la región elaborados en el año 2007 en el marco de la CSM.

Así, la Presidencia Pro Témpore planteó los siguientes objetivos para la red de trabajo: identificar las nuevas barreras que han surgido para los/las migrantes víctimas de trata - diferenciadas entre trata laboral y trata sexual- a niveles preventivos, de asistencia, de judicialización y persecución a la luz del COVID-19; compartir las buenas prácticas con las que países de la región han logrado mitigar los efectos adversos que han tenido que enfrentar; compartir buenas prácticas con las que los países de la región han logrado abordar la problemática incorporando el enfoque de género y la perspectiva interseccional e intercultural; incorporar a la población migrante víctima de trata a las respuestas a los impactos de la pandemia; explorar la posibilidad de esquemas de coordinación regional como respuesta a las víctimas de trata de personas migrantes; revisar el estado actual de los datos y registros estadísticos en cada uno de los países; e identificar necesidades de capacitación en materia de género y perspectiva interseccional e intercultural para las entidades responsables de la construcción de políticas de abordaje de la trata de personas.