Presidencia Pro Tempore

Redes de Trabajo

Redes de Trabajo

Gestión de fronteras

Enfoque conceptual

A raíz del COVID-19, todos los países de América del Sur han impuesto algún tipo de restricción a la movilidad; las medidas han ido variando a lo largo del tiempo, a medida que fue evolucionando la pandemia. En cuanto al ingreso de extranjeros, las regulaciones que limitan la movilidad de personas se han profundizado, desde medidas que contemplan el impedimento de ingreso para algunas nacionalidades hasta otras que lo extienden a todas. A pesar de las restricciones formales, continúa en proceso el ingreso por pasos no autorizados o vías irregulares; lo que plantea incluso mayores riesgos para la vida y la dignidad de los migrantes. Estas personas se encuentran expuestas a situaciones como la trata, el tráfico, la violencia de género y otras formas de violencia, explotación y abuso.

Por su parte, el proceso de reapertura de fronteras supone cambios en las medidas que han impartido los países de América del Sur para gestionar las fronteras en un contexto dinámico y cambiante. Este desafío requiere el impulso de estrategias de coordinación e intercambio de experiencias e información entre los países de la Conferencia Suramericana sobre Migraciones (CSM) para brindar información oportuna a gobiernos y personas en situación de movilidad, a la vez que amerita de una mayor coordinación en la gestión de fronteras.

La propuesta de impulsar una estrategia de trabajo en red ha estado presente -historicamente- en el trabajo de la CSM. Durante la VIII Conferencia, realizada en Montevideo en el año 2008, los países acordaron avanzar a una mejor gestión migratoria mediante el establecimiento de una “Red Suramericana para la Gobernanza Migratoria”. El objetivo estipulado fue aprovechar y difundir las capacidades desarrolladas por cada país y potenciarlas en base a la cooperación bilateral suramericana y al fortalecimiento de la integración regional. Tras la aprobación del Plan de Desarrollo Humano de las Migraciones, durante la XII CSM, los países acordaron que uno de los ejes se orientaría al fortalecimiento de la gestión migratoria, incluyendo la cooperación horizontal en materia migratoria. 

La Presidencia Pro Témpore, así, propuso los siguientes objetivos para la red de trabajo: emprender un espacio de coordinación y cooperación regional y un intercambio de experiencias sobre las medidas adoptadas y las lecciones aprendidas en el marco del proceso de reapertura de fronteras en el contexto del COVID-19; impulsar el desarrollo de la plataforma Suramérica Abierta a través de la consolidación de una red de puntos focales en cada uno de los países miembros de la CSM, de forma que contribuya a facilitar la movilidad en la región de América del Sur; y avanzar hacia la búsqueda de consensos para una gestión migratoria que acompañe los objetivos de coherencia y cooperación entre países sobre la base de los principios establecidos en el marco de la CSM y de los acuerdos alcanzados en otros mecanismos regionales, como MERCOSUR.